Por el maestro francés André Vernot Santamaría, Vernot manifiesta que la relación pedagógica es mejor basarla en el amor que en un reglamento. Tú me pides que te escriba un reglamento ejemplar modelo. 


Al respecto me veo obligado a confesar que en mi concepto, toda relación humana que esté mediada por un reglamento, se empobrece y con mayor razón si se trata de una relación pedagógica.

Todo reglamento por definición constituye un conjunto de normas o patrones que regulan las relaciones entre las personas, lo mismo que las relaciones entre las entidades y las personas.

Para entender y aplicar el testimonio del maestro André Vernot Santamaría, planteamos lo siguiente: Sustituir la norma por el criterio; pero, ¿Qué son los criterios?, son elementos de juicio de pensar, de ser y de hacer. André Vernot Santamaría.

Entonces, ¿qué se propone? ¿La anarquía? No, se propone sustituir el reglamento por criterios. Los criterios son elementos de juicio desde los cuales se piensa la vida. Las normas se ajustan más aun procedimiento mecánico. Los conductos regulares son procesos rígidos. Los criterios se refieren a una manera de pensar, de ser y de hacer la convivencia. Una forma de ver y entender el mundo; lo que hay que construir son criterios para la convivencia, para el progreso. Es desde el amor y no desde el reglamento desde donde se tiene que decir Qué se hace, Porqué, Para Qué y Cómo... Trabajemos, pues, en construir criterios pedagógicos y no reglamentos escolares. Cuando no hay teoría pedagógica que oriente el ser y el que hacer, se echa mano a los reglamentos.

Criterios de convivencia de Vernot School


Convivir en comunidad nos exige establecer criterios de desempeño académico y actitudinal que regulen la convivencia, deben ser conocidos por todos los miembros de los diferentes estamentos de la comunidad.
Aspiramos que toda familia y estudiante que ingrese a Vernot School asuma los diferentes criterios de desempeño social. Una sincera aceptación de estos criterios, es el primer paso para una relación armónica estudiante-colegio colegio- familia. El colegio proporciona el desarrollo de la capacidad crítica, reflexiva y analítica que lleve al mejoramiento personal y de su entorno. Esto implica que nuestros estudiantes deben crecer en la comprensión y el equilibrio que existe entre libertad y responsabilidad, entre los derechos y deberes y asumirlos con autonomía y justicia con un compromiso de amor a Dios con el y con los demás.