La estructura de nuestra educación personalizada está en función de cuatro principios: la singularidad, libertad y autonomía, solidaridad y trascendencia del ser; a partir de los principios mencionados, hacemos una invitación al respeto por la diversidad, al encuentro con otros y a la capacidad de toma de decisiones. Nuestra metodología es inductiva-deductiva, en esta medida consideramos que los estudiantes aprenden más y mejor trabajando por competencias (Saber, Saber-hacer, ser), permitiéndole saberes contextualizados y por tanto significativos.

La visión integral del estudiante implica el reconocimiento de sus dimensiones cognitiva, social, afectiva, recreativa y artística. El trabajo académico se realiza bajo un modelo de inteligencias múltiples que posibilitan una variedad de estrategias para el proceso de enseñanza y aprendizaje. Los estudiantes de vernot tendrán entonces formación en valores y principios, manejo de un segundo idioma (inglés) y bases prácticas de un tercer idioma (francés), fomento del uso y cuidado del medio ambiente, recreación, artes y deportes, acompañamiento psicológico individual y colectivo y podrá disfrutar un ambiente fresco y natural. Lo anterior ayudara al estudiante a la elaboración de su proyecto de vida y a su realización personal.